Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

Cuba Eterna
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Picture Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  List of Participants
 BANDERA DE CUBA 
 MALECÓN Habanero 
 *BANDERA GAY 
 HARVEY MILK 
 OSCAR WILDE 
 ALAN TURING 
 JUSTIN FASHANU FUTBOLISTA GAY 
 REINALDO ARENAS 
 ORGULLO GAY 
 GAYS EN CUBA 
 LA UMAP EN CUBA 
 CUBA CURIOSIDADES 
 DESI ARNAZ 
 ROSITA FORNÉS 
 HISTORIA-SALSA 
 CELIA CRUZ 
 GLORIA ESTEFAN 
 LEONORA REGA 
 MORAIMA SECADA 
 MARTA STRADA 
 ELENA BURKE 
 LA LUPE 
 RECORDANDO LA LUPE 
 OLGA GUILLOT 
 FOTOS LA GUILLOT 
 REINAS DE CUBA 
 LUISA MARIA GÜELL 
 RAQUEL OLMEDO 
 GEORGIA GÁLVEZ 
 MEME SOLÍS 
 MEME EN MIAMI 
 FARAH MARIA 
 MANOLIN MÉDICO DE LA SALSA 
 ERNESTO LECUONA 
 BOLA DE NIEVE 
 RITA MONTANER 
 BENNY MORÉ 
 MAGGIE CARLÉS 
 SUSY LEMAN 
 Generación sacrificada 
 José Lezama Lima y Virgilio Piñera 
 Caballero de Paris 
 SABIA USTED? 
 NUEVA YORK 
 ROCÍO JURADO 
 STEVE GRAND 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
  Tools
 
 

     
 
 

 
 
    
 
 
 
 
LUISA MARIA GUELL 
Luisa Maria Güell fue profeta en su tierra natal Cuba, nacida en La Habana y nacionalizada española, desde muy temprana edad Luisa María Güell estudió piano, ballet, baile español y arte dramático.
 
En 1964 se convirtió en una estrella juvenil idolatrada por todos; actuó en cine y teatro y grabó sus primeros discos. Como cantante hizo popular en Cuba No tengo edad para amarte, gracias a su carisma y al timbre de su voz.
 
En 1969, de la mano del compositor Manuel Alejandro, ganó el primer premio en el Festival de la Canción Internacional de Málaga; en 1972, representando a España, obtuvo el Premio Voz y Canción con el tema de Herreros y Armenteros Yo me enamoro de ti, en Puerto Rico. En 1979 consiguió en París, representando a España, el Premio de Interpretación y se le concedió la Medalla de Oro Edith Piaf como autora y compositora, siendo la primera artista no-francesa en recibirlo. También musicalizó e interpretó la obra La edad de oro de José Martí, trabajo por el que se le otorgó el Premio In the company of women. Su discografía comprende actualmente mas de 25 obras.
 
En parte de una entrevista que se le hiciera en el año 2003, recogemos datos sumamente interesante de su vida, tales como: “Nací en La Habana y me inicie del brazo de mi madre a los cinco años en Radio Mambi, en un programa de niños llamado “Estrellas Infantiles”. A los seis años entre en la TV en un programa dirigido por Don José Sanabria, llamado “Las Estrellas Infantiles del Viejito Chichi.” Mi madre me puso a tomar clases de actuación en la Academia de Arte Dramático del Vedado al igual que clases de ballet, bailes españoles y tap. Mi madre admiraba a Libertad Lamarque y yo cantaba los tangos que ella me enseñaba. Me llamaban “La niña de la voz de oro.” En una audición entre muchos niños fui contratada como la niña de la pasta dental Gravi y anunciaba todos los productos de Publicitaria Siboney por $1,500 mensuales.  Luego, llegó la Revolución y me gane una beca en la Escuela de Arte de Cubanacan. Allí estudie Pantomima y Expresión Corporal.
 
En otra audición pude entrar nuevamente en la TV y me contrataron como actriz juvenil. Comencé haciendo personajes de tercera y a la semana ya entraba en la “Telenovela Horizontes,” dirigida por el famoso productor Vazquez Gallo. Luego protagonice:“La Posada Jamaica” de Daphne du Maurier además de otras comedias y teleteatros. Un día hablé con un productor para que me dejara cantar en el programa juvenil del momento “Música y Estrellas” del Canal 4 de TV. Me dijo que llevara una canción y debute con el tema “La Hora Del Crepúsculo”. Después de mi debut me llamaron para el programa mas visto en Cuba, “El Desfile De La Alegría con Rosita Fornes.” Allí debute con “No Tengo Edad,” y el triunfo fue tremendo.
 
Las telefonistas decían que de todas partes las llamaban para felicitar a aquella niña que en ese momento caló profundamente en el corazón de todos los cubanos con esa canción. Mas tarde fui contratada por el Cabaret Riviera para una nueva producción donde cantaba “No Tengo Edad” y el “Himno Al Amor.” Fue un gran éxito.
 
El INIT (Instituto de la Industria Turística) me contrato para un show también con mucho éxito. Al mismo tiempo estaba haciendo en teatro viernes, sábados y domingos la comedia musical “El Remero Respetuoso,” creada para mí por Arturo Liendo. Esto fue un éxito arrollador. Los domingos en la mañana trabajaba en el programa infantil de TV “Los Muñecones”, escrito por Delia Fiallo. Luego debute en cine en “Para Quien Baila La Habana” y mas tarde, Eduardo Manet, me escogió como protagonista de “El Huésped” junto a Raquel Revuelta y Enrique Almirante. Yo cantaba el tema de la película que se titulaba “Tema Que No Fue”. Hice muchos programas de TV y actué también en las obras teatrales “La Mamma” y “Tierra Baja”. Mi madre estaba feliz pues había alcanzado lo máximo en la radio, TV y cabaret. Un día me llamaron de la EGREM para hacer un disco. “Un disco? Con que canciones?” dije yo. El maestro Rafael Somavilla me dijo, “Ya tienes “No Tengo Edad” hora busca mas temas. Grabaras con una orquesta de ochenta profesores”.
 
Ese mismo día en el Vedado se inauguraba un restaurante llamado “Monseigneur.” Bola de Nieve estaba a cargo de él y presentaba esa noche la cantautora Teresita Fernández. Era mi cumpleaños y un amigo me invitó a ir con otra pareja amiga. Allí escuche “Cuando El Sol” y conocí a la autora. Le pregunté que si me dejaba grabar esa Canción y le encantó la idea. Después conocí a María Álvarez Ríos. Le dije que necesitaba canciones, “Ven a casa la próxima semana,” me dijo. Ella me escribió “Anda Di” y “En Tu Motoneta.” Estando en la EGREM, grabando mi canción “Y Digo No”, Rembert Egües (mas tarde asilado en Paris), me entrego “Bachiana” un tema precioso nada popular, que me encantó y grabé. Mi madre siempre estuvo a mi lado, pues quería hacer de mi una gran artista. A ello encaminó siempre todos mis pasos. En la beca en la Escuela de Arte de Cubanacan todo iba bien al principio hasta que incluyeron unas clases de Marxismo con un profesor extranjero.
 
Yo dije que no iba a esa clase, pues no era de arte y no asistí. Eso era incorrecto, pero no me importaba, nadie había dicho que esa nueva clase era impuesta – aunque de hecho lo era . Mi vida era sumamente agitada.
 
Uno no podía negarse a nada, así estuvieras atiborrada de trabajo. Me llamaban de todas partes para trabajar desde las 9 a. m. en la radio y la TV. Yo no veía ni oía nada respecto a la Revolución, pues todo era estudiar y trabajar. Entonces empezaron a desaparecer jóvenes actores compañeros míos en la radio y TV. Pero nadie decía nada. Yo era muy callada y solo hablaba de las obras de teatro y de los libretos. Pero al cabo de un tiempo pregunté por los desaparecidos a otros compañeros.
 
Me dijeron que se los habían llevado para la UMAP [campos de concentración]. Decían que estaban llevándose a todo aquel que no esta con la Revolución, como actores, escritores, católicos, Testigos de Jehová, homosexuales, etc.
 
Solo desaparecían y no se sabía más de ellos. Yo quería irme del país, pero mi madre no quería. La situación era asfixiante. Tenias que censurar todo lo que escribías, no se podía cantar nada que mencionara a Dios ni ir a misa. Dios no existía, había que seguir los dictados de los comunistas. Por lo tanto había que ser mudo y así todo podía adivinarte el pensamiento. Ya se oían los rumores de las torturas en los campos de la UMAP, donde estuvo Pablo Milanes, el cual salio reprogramado diciendo maravillas de la Revolución. Fue entonces que me propusieron ir al Festival de Sopot, pero como condición tenia que “integrarme a la Unión de Jóvenes Comunistas”. Les pregunté, “Con hacer eso voy a cantar mejor?” Me respondieron, “No, pero si no es así no iras a ningún festival.” A lo que les respondí, “Pues si no voy a cantar mejor con eso, no lo haré.” Y no fui a Sopot, enviaron a otra que reunía las cualidades políticas requeridas. El arte o el deporte, no están separados de la política en Cuba y se usan como vehículos propagandísticos. Jamás olvidare las palabras de Fidel Castro, “Dentro de la Revolución, todo, contra la Revolución, nada!” Siempre tuve esa idea en mente. Pero no era fácil siendo una famosa joven cantante, actriz y compositora, habiendo grabado un disco y habiendo aparecido en dos películas. Decían que el dinero ganado en todo eso había que devolverlo.

Pero estaba desesperada por irme. Una amiga que se iba me dijo que me ayudaría desde fuera. Esa amiga salio rumbo a España y allá se entrevistó con el famoso compositor español Manuel Alejandro, le mostró mis fotos y un disco, y él le prometió que cuando yo llegara a España quería conocerme. En aquellos momentos me llamaron del INIT con la proposición de darme un night club, “Ahí, puedes poner a quien tu quieras, a Elena Burke, a Meme Solís, puedes poner la orquesta que desees.” Yo les dije que estaba muy cansada, que necesitaba descansar y que otro día hablaríamos. Sin embargo fui a pedir mi renuncia al Instituto Cubano de Radiodifusión donde me entrevistó un tipo llamado Papito Serguera, que era nuevo allí. Le pedí mi renuncia a mi contrato como actriz, porque me iba muy bien con el canto.
 
El tipo no sabia nada de nada y me preguntó, “Te gusta la Revolución?” Yo le dije, “Oh si, me encanta.” Entonces me pregunto, “Para donde irías si te quisieras ir de aquí?” Le conteste, “A España, pues tengo una amiga que dice que yo gustaría por allá. Pero claro, yo iría con un permiso del Ministerio de Cultura. Ud. me puede firmar mi renuncia como actriz?” Me dijo, “No discutes nunca?” A lo que respondí, “No.” Y firmó mi renuncia. Cuando presenté mis papeles para irme, enseguida me enviaron a los campos de trabajo forzado del llamado “Cordón de La Habana.” Allí estuve levantando y moviendo unas piedras enormes y también echando agua con una manguera en lugares donde el lodo lo cubría todo, y el sol también desde las seis de la mañana hasta las cinco de la tarde. Salía llena de polvo y basura, y nos ponían a todas las mujeres en unos camiones y nos llevaban paradas como vacas hasta cerca de donde vivíamos. Fue horroroso todo. Lloré mucho y pensé que de allí no iba a salir jamás. Pero sucedió que mucha gente, especialmente los niños, se enteraron que yo estaba en el campo y allá iban a visitarme y a pedirme que cantara para ellos. Entonces, las comunistas responsables del campo les decían. “Pero no ven que es una gusana?! No, no nos hace falta que nos cante! Que se vaya, que se vaya!”
 
Mientras, la gente joven que me veía en las calles me decían bajito, “No te vayas Luisa María.” Estando trabajando en el campo, vi de pronto muchas palomas blancas volando y pensé que algo muy bueno iba a suceder. Al otro día llegó un miliciano a mi casa con el telegrama con la orden de salida del país. No lo podía creer! Recuerdo que una de las comunistas responsables del campo de trabajo me decía, “Güell, si no hace las tareas bien, no sales y no saldrás nunca.” Después, el tipo que me puso la vacuna para la viruela se ensañó con mi hombro y me pincho y pincho no se cuantas veces – estuve gravemente enferma por aquella vacuna.
 
Por aquellos momentos apareció alguien diciéndome que tenía que firmar “voluntariamente” la renuncia como autora de todas mis canciones en favor de la Revolución para que ellos pudieran cobrar internacionalmente todos mis derechos de autor. No me quedó más remedio que firmarlo para poder salir de aquel infierno. En el aeropuerto me quitaron casi toda la ropa que llevaba para España. En un baño dos milicianas me desnudaron para registrarme mientras cantaban burlonamente “No Tengo Edad.” Antes de salir le dije a mi madre, “No llores pues ellos van a bajarme del avión.” Mi madre no lloró. Y cuando el ultimo vuelo de KLM levantó el vuelo en mayo de 1968 y yo estaba adentro, fue entonces que creí que de veras me iba de aquel infierno en el que había vivido, en el que había sido un ídolo del canto, una artista muy querida, pero en el que nadie sabia que yo padecía del mismo dolor que tenían todos los cubanos que tenían que enviar a sus hijos al extranjero para evitar el adoctrinamiento y el servicio militar obligatorio.
 
Dejaba a un país donde lo peor del ser humano ya se reflejaba en los rostros y las acciones de los fanáticos y comunistas del régimen, y donde solo la envidia y las bajezas humanas imperaban.
 
GANADORA DEL PREMIO ''LE GRAND PRIX EDITH PIAF'' MEDALLA DE ORO" EN PARIS, OTORGADO POR PRIMERA VEZ A UNA CANTANTE NO-FRANCESA POR LA S.A.C.E.M (Sociedad de Autores, Compositores y Editores de Musica de Francia) y la "Asociacion de Amigos de Edith Piaf" por la cancion de su autoria "Miedo Tengo", ademas del "Premio a la Mejor Interprete", en el" 7 Grand Prix de Paris International de la Chanson". Con más de 24 discos grabados, sin dudas, Luisa Maria es una triunfadora en su profesion y ha recibido muchos premios en Europa, EE.UU y la America Latina.
Fuente Univision  
  
 
CUBA ETERNA
 
 

 

 

    

 

 

 
©2019 - Gabitos - All rights reserved