Página principal  |  Contacto  

Correo electrónico:

Contraseña:

Registrarse ahora!

¿Has olvidado tu contraseña?

Cuba Eterna
 
Novedades
  Únete ahora
  Panel de mensajes 
  Galería de imágenes 
 Archivos y documentos 
 Encuestas y Test 
  Lista de Participantes
 BANDERA DE CUBA 
 *BANDERA GAY 
 GAYS EN CUBA 
 UMAP EN CUBA 
 REINALDO ARENAS 
 ORGULLO GAY 
 ALAN TURING 
 ROSITA FORNÉS 
 CUBA CURIOSIDADES 
 HISTORIA-SALSA 
 CELIA CRUZ 
 GLORIA ESTEFAN 
 LEONORA REGA 
 MORAIMA SECADA 
 MARTA STRADA 
 ELENA BURKE 
 LA LUPE 
 RECORDANDO LA LUPE 
 OLGA GUILLOT 
 FOTOS LA GUILLOT 
 REINAS DE CUBA 
 LUISA MARIA GÜELL 
 RAQUEL OLMEDO 
 GEORGIA GÁLVEZ 
 FLOR D LOTO 
 MEME SOLÍS 
 MEME EN MIAMI 
 FARAH MARIA 
 MANOLIN MÉDICO DE LA SALSA 
 ERNESTO LECUONA 
 BOLA DE NIEVE 
 RITA MONTANER 
 BENNY MORÉ 
 MAGGIE CARLÉS 
 SUSY LEMAN 
 Generación sacrificada 
 José Lezama Lima y Virgilio Piñera 
 Caballero de Paris 
 Malecón Habanero 
 SABIA USTED? 
 NUEVA YORK 
 OSCAR WILDE 
 ROCÍO JURADO 
 STEVE GRAND 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
  Herramientas
 
General: Un paparazzi guapo ,su conexión con Cuba
Elegir otro panel de mensajes
Tema anterior  Tema siguiente
Respuesta  Mensaje 1 de 1 en el tema 
De: cubanet201  (Mensaje original) Enviado: 11/04/2010 13:22
 
La conexión cubana de Poncho de Anda
 
 

Poncho De Anda
 
POR  SARAH MORENO
Cuando se ve a Poncho de Anda con su pinta de ``niño bueno'' discutir los temas candentes del día con sus colegas de Paparazzi TV Sensacional, de Mega TV, nadie imagina que en su adolescencia el presentador mexicano integró una banda de rock llamada Cuarto Dormitorio.
 
``Lo que me interesaba del rock era la rebeldía, la libertad, el poder expresarme sin miedo a decir lo que pensaba, que al final fue lo que me conectó con lo que estudié'', cuenta De Anda, quien en 1996, recién graduado de Ciencias de la Comunicación en la Universidad Intercontinental de Ciudad de México, comenzó su carrera en una estación radial de música bilingüe donde tenía entre sus tareas entrevistar a los grupos de rock que ofrecían conciertos en la capital mexicana, como U2 o Metallica.
 
``Estaba en el lugar perfecto, porque soy un apasionado de la música. Pero también reconozco que las preguntas que hacía eran muy básicas; me comportaba más como un fan'', acepta, señalando que en ``la vida todo es experiencia, y ése fue el aprendizaje por el que tuve que pasar''.
 
Hoy, con 14 años de trayectoria en varios canales de México y de Estados Unidos --en Telemundo y Mega TV--, el presentador puede sentirse satisfecho de haberle sacado provecho a aquella primera grabadora que le regaló su abuelo materno, José Alberto García Cuenca. ``Entrevistaba a mis amigos; imitaba a Raúl Velasco y a César Costa, a esos presentadores que veía en la televisión durante mi niñez'', recuerda De Anda.
 
La historia de su abuelo, un publicista y empresario gallego que llegó a Cuba cuando la Guerra Civil Española (1936-1939) y que triunfó como organizador de espectaculares estrenos de películas en dos de los cines más emblemáticos de la capital habanera, el Rex y el Duplex, es uno de los aspectos menos conocidos de su biografía.
 
``Es una anécdota que comparto, pero que no grito a los cuatro vientos'', comenta De Anda cuando se le reclama que en una ciudad como Miami no ha explotado más su ``conexión'' cubana.
 
``Sólo lo hago cuando sale el tema de Cuba y la gente me señala con el dedo. Entonces digo que puedo opinar, porque mi sangre corre desde ahí [de Cuba] y conozco la historia porque mi familia la vivió'', dice De Anda, informando que en 1959 su abuelo trajo a Miami a las mujeres de su familia, entre ellas la mamá de Poncho --nacida en Cuba--, para venir, ``cuando ya no quedaban esperanzas'', en 1961, en uno de los últimos vuelos de la Pan American que salieron de Cuba.
 
``Mi abuelo me contó que, al despegar el avión, un jeep del ejército lo iba escoltando, pero el piloto nunca se detuvo. Mi abuelo sólo llevaba en el bolsillo una moneda; el resto de sus pertenencias se quedaron en Cuba'', cuenta De Anda, detallando que además de los cines Rex y Duplex, propiedad de la familia de su abuela, su abuelo perdió un negocio de joyería.
 
Años más tarde, en Nueva York, su mamá se enamoró de un estudiante mexicano que hacía un internado en Merrill Lynch. ``Mis padres se conocieron en una cita a ciegas, pensaron que su historia no llegaría a nada y decidieron vivir el momento. Eso fue lo que hicieron durante los seis meses que mi papá pasó en Nueva York, pero cuando él llegó a México se dio cuenta de que no podía vivir sin mi mamá y regresó a pedirle matrimonio'', cuenta sobre las circunstancias que llevaron a que ``Poncho'', Alfonso, naciera en Ciudad de México.
 
Otro de los aspectos que define al presentador es el amor por el deporte y la disciplina que le inculcó su abuelo paterno, Carlos de Anda Domínguez, uno de los atletas del Salón de la Fama de México. ``Fue campeón centroamericano, panamericano y finalista en las Olimpiadas de Los Angeles. Durante 50 años mantuvo el récord como corredor de 400 metros planos'', explica de Anda, quien de niño practicó varios deportes, entre ellos, su favorito, el béisbol.
 
``Cada vez que dejaba el deporte, me ponía gordito'', comenta el presentador que en el 2005 fue elegido como uno de los más bellos de People en español.
 
``Los piropos son sabrosos para cualquier ser humano porque enaltecen el ego, pero lo más importante es la belleza interna, lo que uno comunica a la gente'', aclara, restándole peso a la imagen y reafirmando su deseo de mostrarse honesto en sus comentarios en cámara.
 
``En Paparazzi de verdad debatimos las ideas de cada uno'', dice sobre las discusiones que se generan entre sus colegas del programa, Daisy Ballmajó, Lourdes Ruiz Toledo y Allan Villafaña, que celebran el próximo jueves el cuarto aniversario de Mega TV y con ello de uno de los programas más antiguos de la estación.
 
``No me gusta pretender lo que no soy. Lo que sale de mi boca es lo que pienso y siento'', añade recordando que aunque se trata de un espacio para entretener, le interesa ``llevar un mensaje que compagine con mis valores''.
 
Y cuando habla no sólo lo hace como el periodista que vive pendiente de la última noticia en internet y en Twitter, sino como el papá de Valeria, una bebé de siete meses que ``es la niña más buena de este mundo''.
 
 


Primer  Anterior  Sin respuesta  Siguiente   Último  

 

©2018 - Gabitos - Todos los derechos reservados